ArqueoTimes.es

HISTORIAS Y LEYENDAS DE LOS GRANDES EDIFICIOS DE CÓRDOBA. Lugares aparentemente tranquilos que cobran vida en la noche 

Lugares aparentemente tranquilos que cobran vida en la noche

La historia ha sido testigo de la construcción de grandes obras. Castillos, conventos, casas palaciegas u hospitales son sólo una pequeña muestra de cómo la Historia del Arte ha dejado su huella en estos edificios. Lugares tan majestuosos como misteriosos. Es por ello que la leyenda y la historia se mezclan de tal forma que a veces impiden diferenciar entre la realidad y la ficción. 

Las grandes dimensiones de estos edificios, junto con períodos de pobreza y necesidad, forzaron a la reconversión de los mismos en hospitales, prisiones, etc. Al tener esta diversidad de usos y funciones, sus historias y leyendas cobran protagonismo, dejando a un lado la grandeza arquitectónica del lugar para centrarse en los hechos ocurridos en el sitio, convirtiéndose así en leyenda. 

En todo el mundo hay grandes obras de la historia relacionadas con fenómenos paranormales, ruidos extraños, objetos que se mueven solos, sensación de estar acompañado, corrientes frías inexplicables… Este artículo se va a centrar en la ciudad de Córdoba, en sus lugares históricos, donde han ocurrido hechos tan inexplicables como espeluznantes. Fantasmas, almas en pena, tragedias o espíritus son sólo una pequeña muestra de la historia que albergan estos grandes edificios de Córdoba. A continuación vamos a iniciar un recorrido por estas construcciones históricas y sus hechos paranormales. ¿Te atreves? Comencemos. 

EL ALCÁZAR DE LOS REYES CRISTIANOS

Este complejo militar data del siglo XIV, en concreto del año 1328, cuando el rey Alfonso XI lo mandó construir (Salcedo, 1975: 23). Fue prisión del Tribunal del Santo Oficio y residencia de los Reyes Católicos entre otros usos. En el siglo XVI, uno de los religiosos inquisidores del lugar llamado Alonso de Tamarón, mantenía una relación secreta con una de las carceleras: María de Medina. Al fin de su relación, para asegurarse que la mujer no lo delatara, se encargó de que la condenaran injustamente a la hoguera. Fuera de sí y maniatada, el ultimo grito de la mujer antes de morir fue: «¡Volveré Tamarón! ¡Te juro que volveré!». Poco tiempo después, en una noche de luna llena, mientras el inquisidor se hallaba es su despacho, notó una fría mano que se apoyaba en su hombro, y cuando se dio media vuelta vio la figura completamente calcinada de María de Medina. Tamarón murió en el acto.

Desde aquel suceso, cuenta la leyenda que en las noches de luna llena, una sombra deambula por los salones del Alcázar. La pregunta es: ¿quién será? ¿Alonso de Tamarón o María de Medina?.

LA TORRE DE LA MALMUERTA

Donde actualmente se halla esta torre, se encontraba un palacio que fue levantado en el año 1405 y donde residía el matrimonio formado por Ruy Gutiérrez y Luz de Cabrera. La joven tenía varios pretendientes, pero ella siempre le era fiel a su marido. Uno de ellos, el más insistente, llamado Luis Sánchez, aprovechó una de las ausencias de Ruy para seducir y acosar a la joven Luz. Mientras tanto, una carta anónima llegó a Ruy. En ella decía que su esposa le estaba siendo infiel con un doncel que guardaba un cuchillo en el salón de su palacio para darle muerte en el caso en que se presentara. Ruy llegó rápidamente y fuera de sí a su palacio, donde su esposa se encontraba sola. Sin embargo él ya no atendía a razones y la mató con ese cuchillo. Pasado el tiempo, se dio cuenta de su error y se lo confesó al entonces rey Enrique III, quien dijo que su esposa fue mal muerta, y en su honor debería derruir su palacio y construir una torre en el lugar. 

Desde entonces, se dice que el fantasma de Doña Luz ha sido visto por los residentes del lugar. 

LA FACULTAD DE DERECHO

La actual facultad tiene una larga trayectoria. Está formada por varios edificios adosados, el segundo de ellos es el más antiguo del conjunto: el antiguo Convento del Carmen, construido en el año 1542. El conjunto se convirtió a principios del siglo XX en hospital materno infantil y durante la Guerra Civil fue hospital militar y finalmente, a principios de la década de 1980 se convirtió en sede de la Universidad. Al poco tiempo la primera desgracia tuvo lugar: un profesor murió de forma fulminante de un infarto mientras impartía clases. Varios testigos afirmaron verlo días después meterse en el baño, pero cuando fueron a buscarlo incrédulos por lo que habían visto, no había nadie: el baño estaba vacío. 

Una de las historias más populares del centro es que alumnos, personal de mantenimiento, de limpieza o vigilantes entre otras muchas personas afirman que se han sentido observadas a pesar de creer estar completamente solas. Una figura femenina, vestida con ropa ensangrentada, alta, descalza, demacrada y de pelo oscuro, se encontraba a sus espaldas. Avanza lentamente hacia las personas, parece que se va a chocar contra ellas, sin embargo, cuando se halla a un metro escaso de ellas, la figura se desvanece. En la actual cafetería los vasos se mueven solos, la comida se cae de los estantes e incluso los azulejos saltan de la pared y caen al suelo, en el resto del edificio las fotocopiadoras funcionan sin parar.. estando desenchufadas, los muebles se mueven solos, los pestillos que se abren y cierran.. Estos hechos son sólo una pequeña muestra de toda la energía que se halla en ese misterioso lugar. 

EL PALACIO DE ORIVE

Este misterioso palacio fue construido en el año 1560 por Hernán Ruiz II. Siendo sede de la Delegación de Cultura del Ayuntamiento, numerosas personas encargadas de su mantenimiento han escuchado unos golpes que provenían del sótano, como si una persona se encontrara atrapada y pidiera auxilio, pero… el Palacio de Orive no tiene sótano. La historia de este palacio se remonta al siglo XVI, cuando era la residencia de la familia Ucel y Guimbarda, compuesta por Don Carlos (viudo y corregidor de Córdoba) y su hija Blanca. En una salida familiar, en «la Velá» de la Fuensanta, una mujer gitana, con ropas desaliñadas y un ojo blanco, cogió de la mano a Blanca y le auguró un futuro oscuro «iluminado por una vela». Don Carlos, viendo el terror de su hija, reprendió a la gitana, quien pedía tener cuidado con el destino de su hija. 

Pasan los años y el recuerdo de la maldición de la gitana no desaparece. Una noche lluviosa, cinco huéspedes inesperados, hombres judíos con largas barbas blancas y túnicas negras pasaron la noche en una de las habitaciones del palacio. Motivada por la curiosidad, Blanca los espió a través del ojo de la cerradura de su puerta. Iluminados sólo con una vela y sentados en círculo, uno de ellos recitaba repetidamente una frase en un idioma que Blanca desconocía, mientras los demás le seguían con rosarios en las manos. De repente el silencio. Uno de los judíos posó su mano en el pavimento y éste se rajó, abriéndose una entrada subterránea hasta el momento desconocida. Bajó por unas escaleras y al rato salió con la compañía de un  joven que portaba un cofre lleno de tesoros. Los judíos se quedaron con el cofre, obligando al muchacho a volver al agujero del que había salido. La vela se apagó y el joven desapareció. 

Blanca quedó horrorizada y se lo contó todo a su cuidadora Diana. Al cabo de los días, las dos mujeres, en busca del muchacho, recompusieron los restos de vela, la encendieron y no salieron de su asombro cuando vieron que el agujero se volvió a abrir. Blanca no dudó en bajar, mientras que Diana se quedó vigilando la vela. Blanca se adentró mucho, la vela se consumía y Diana intentó avisarla para que se diera prisa. Blanca estaba demasiado lejos, se dio la vuelta queriendo salir, pero una figura oscura la detuvo: la gitana. La vela se apagó y el agujero se cerró, quedando Blanca encerrada para siempre bajo el suelo de su casa. 

Desde entonces, vecinos de la zona afirman que por la noche se puede ver a través de las ventanas del palacio la sombra de una dama blanca que recorre los pasillos del palacio, alumbrado el camino con una vela junto con destellos de luces que se encienden en mitad de la noche.  

EL CONSERVATORIO DE DANZA 

Esta casa solariega del siglo XVII fue el Palacio de los Condes de las Quemadas, también conocidos como los Fernández de Mesa.  Su puerta principal está rematada con el escudo de la familia y actualmente es una escuela cuyas aulas están envueltas en leyenda. Donde actualmente se halla el Aula 5, un zapatero apodado «Nono», ahogado por las deudas, se quitó la vida ahorcándose. 

Cuenta la leyenda que desde aquel momento, su alma vaga por los pasillos del palacio. Vigilantes de seguridad del edificio y alumnos de la escuela afirman haber visto al zapatero, un hombre con sombrero y capa, cuyo rostro deja sin aliento. Tras él se oyen ruidos de cristales rotos, puertas que se abren, susurros o pasos. 

A mediados de la década de 1990, durante una clase de baile, ocurrió un hecho que aún en la actualidad da escalofríos el recordarlo. Durante un ensayo de baile, se empezaron a oír golpes en la pared, la música se paró y la luz se apagó. Intentando quitarle importancia, volvieron a poner la música y encendieron las luces. Pero los golpes en la pared se volvieron incesantes y ensordecedores, la música se volvió a parar, las luces se apagaron y las persianas se bajaron de golpe, dejando a la clase en la más absoluta penumbra y silencio a excepción de los golpes inexplicables. 

LA FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS

Nuevamente nos encontramos ante un edificio de principios del siglo XVIII, en concreto del año 1701, cuya puerta principal está rematada por el escudo, en este caso del Cardenal Salazar. Mandado construir por el obispo y cardenal de Córdoba, quería destinarlo a colegio para los niños del coro. Sin embargo el edificio nunca llegó a ser tal escuela, ya que en tiempos de epidemia, el espacio fue donado y reconvertido en el Hospital Cardenal Salazar. Desde entonces ininterrumpidamente ha sido destinado a la cura de enfermos, dementes y presos en tiempos de epidemia, cólera o guerras. El triste destino de este edificio junto con testimonios de gran número de personas, convierte la actual facultad en un espacio tan interesante como misterioso. 

Siendo sede de la Universidad, durante una noche de guardia, un vigilante escuchó ruidos arriba. Cuando subió se encontró a un niño vestido con ropas antiguas correteando por el pasillo, hasta que en cuestión de un segundo desapareció. Ruidos inexplicables, susurros, apariciones de supuestos enfermos del hospital, luces que se encienden y se apagan o voces pidiendo auxilio, son sólo una muestra de los fenómenos que han ocurrido en el lugar. Córdoba es una ciudad calurosa en verano, sin embargo, el personal de limpieza ha notado ráfagas de aire frío en pleno mes de mayo que les helaba la sangre al comprobar que ese aire traía la figura de un hombre cuya cara estaba marcada por la viruela.

Antiguas fotografías del Hospital Cardenal Salazar. Sala de los pacientes (Morales, 2013)
C:\Users\Usuario\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Word\20220618_174821.jpg
Antiguas fotografías del Hospital Cardenal Salazar. Sala morgue -actual aula 1- (Morales, 2013)

CONCLUSIONES 

La historia de Córdoba se ve reflejada en sus calles. Los grandes edificios de la ciudad de las tres culturas narran la historia del lugar. En este artículo se ha recopilado sólo una pequeña muestra de misterios, historias y leyendas que han tenido lugar en la ciudad. Como se ha visto, algunas historias se remontan al siglo XVI. Sin embargo, en la actualidad siguen existiendo testimonios que aseguran que en esos lugares aún hay mucha vida más allá de la muerte. El misterio y las grandes construcciones arquitectónicas han ido de la mano a lo largo de la historia. Austria, Japón, Italia, Canadá… Cada lugar del mundo esconde grandes construcciones envueltas en un halo de leyenda ¿Te atreverías a visitar algún lugar de estos?

BIBLIOGRAFÍA

Salcedo Hierro, M. (1975). El Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba. Editorial Everest. 

Ramírez de Arellano y Gutiérrez, T. (1973): Paseos por Córdoba. Librería Luque-Editorial Everest.

Cano Mauvesin, J. M. (2007): Córdoba de leyenda: historias y leyendas de Córdoba. Editorial Almuzara. 

Morales Gajete, J. M. (2013): Guía secreta de casa encantadas de Córdoba. Editorial Almuzara.

Sofía Moreno Lozano

1 comentario en “HISTORIAS Y LEYENDAS DE LOS GRANDES EDIFICIOS DE CÓRDOBA. Lugares aparentemente tranquilos que cobran vida en la noche ”

  1. M°Astrid Lozano Hernández

    Muy concreto, ameno e interesante. Me ha sabido a poco. Por supuesto que me gustaría visitar todos y cada uno de los lugares descritos en el artículo. Buena síntesis. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *